Preambulo

Linkedin

Preámbulo

Con objeto de la modernización y armonización internacional de la contabilidad española se ha reformado el Código de Comercio, a través de la Ley 16/2007, de 4 de julio, de reforma y adaptación de la legislación mercantil en materia contable para su armonización internacional con base en la normativa de la Unión Europea, siendo aplicable para los ejercicios que se inicien en 2008. Igualmente se ha aprobado un nuevo Plan General de Contabilidad, por Real Decreto 1514/2007, de 16 de noviembre, en el que se incorporan criterios con un altísimo grado de compatibilidad con las normas internacionales de contabilidad adoptadas por la Unión Europea.

Estos cambios requerirán también un desarrollo específico de unas Normas para la Formulación de Cuentas Anuales Consolidadas, por cuyo motivo el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (en adelante, ICAC), mediante la Resolución de 4 de abril de 2008, ha constituido un grupo de trabajo.

La Ley 16/2007 requiere expresamente en su preámbulo que “la filosofía […] que debe guiar su posterior desarrollo reglamentario, ha sido la de ajustarse a los criterios incluidos en los Reglamentos de la Unión Europea por los que se adoptan las Normas Internacionales de Información Financiera, en aquellos aspectos sustanciales que dichos Reglamentos regulen con carácter obligatorio”. Y la propia disposición final primera de esta Ley, en la que se habilita al Gobierno a efectuar los desarrollos reglamentarios, exige que estos cambios sean realizados teniendo “en consideración las normas internacionales de información financiera adoptadas por los Reglamentos de la Unión Europea”.

En enero del año 2008 se han aprobado dos nuevas versiones de las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) que regulan los aspectos relativos a las combinaciones de negocios y a las cuentas anuales consolidadas (NIIF 3 y NIC 27), que, en el momento de emisión de esta Nota, están pendientes de adopción en la Unión Europea. Esta circunstancia aconseja demorar la revisión de las Normas para la Formulación de Cuentas Anuales Consolidadas, con la finalidad de no incorporar en nuestra normativa criterios que en breve podrían quedar desfasados con los vigentes en el ámbito comunitario.

Al tomar esta decisión, se ha tenido en cuenta que los criterios de consolidación contenidos en el Código de Comercio, así como las disposiciones que desarrollan el mismo que no están derogadas, conforman un sistema normativo adecuado y suficiente para la formulación de cuentas anuales consolidadas, siendo además muy similares a los de las normas internacionales actualmente en vigor.

La posición adoptada en esta cuestión no implica que, en todo caso, se vaya a seguir de forma inmediata y mimética la evolución de las normas internacionales de contabilidad adoptadas por la Unión Europea, renunciando a un ordenamiento propio y estable, sino que obedece a una situación muy concreta, en la que previsiblemente el marco normativo europeo de referencia va a ser sustituido por otro con unos criterios diferentes.

El propósito de la presente Nota es clarificar los criterios que son aplicables con la normativa actual, especificando las derogaciones tácitas en las Normas para la Formulación de Cuentas Anuales Consolidadas aprobadas por Real Decreto 1815/1991, de 20 de diciembre, hasta que se publiquen unas normas que desarrollen los criterios actuales del Código de Comercio, cuestión que se solventará lo antes posible una vez que se concrete el enfoque adoptado en Europa.

La presente Nota tiene el alcance o eficacia jurídica prevista en la disposición adicional décima del Real Decreto 1636/1990, de 20 de diciembre, para las consultas del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas.

 


Diseño web Hacce Soluciones TIC