PUNTO 14. Conversión de estados financieros en moneda extranjera (artículos 54 a 59 NOFCAC)

Linkedin

a) Elaboración de cuentas anuales de las sociedades extranjeras en relación a su moneda funcional

Las cuentas anuales consolidadas deberán ser formuladas expresando los valores en euros (artículo 44 del CCo), y elaboradas en términos de la moneda de su entorno económico (artículo 38 h) del CCo y NRV 11ª PGC). La NRV 11ª del PGC denomina “moneda funcional” a la moneda del entorno económico principal en el que opera la empresa.

Por tanto, se practicarán las homogeneizaciones necesarias en el caso de que las cuentas anuales de alguna de las sociedades que se consolidan no hayan sido formuladas en referencia a la moneda funcional.

b) Conversión de cuentas anuales

El CCo no define criterios de conversión de las sociedades que presentan sus cuentas en moneda distinta del euro. El PGC tampoco desarrolla una sistemática al respecto, refiriéndose a la metodología de las NOFCAC (NRV 11ª). La DT 7ª del RD 1514/2007 establece la vigencia de las NOFCAC en esta remisión del PGC.

En consecuencia, los criterios de conversión de sociedades extranjeras serán los previstos en las NOFCAC, con los matices que se indican a continuación.

Aplicación del método del tipo de cambio de cierre

Las NOFCAC establecen dos métodos de conversión (el método del tipo de cambio de cierre, de aplicación general), y el método monetario–no monetario, que es, en esencia, una conversión a moneda funcional. Como, según lo aclarado anteriormente, las cuentas anuales han de ser valoradas en términos de la moneda funcional (artículo 38. h) del CCo), este método no resulta aplicable. Por tanto, la conversión de cuentas anuales expresadas en una moneda distinta al euro será realizada aplicando el método del tipo de cambio de cierre recogido en el artículo 55 de las NOFCAC (artículo 59 para las sociedades puestas en equivalencia), quedando derogado el artículo 56 de las NOFCAC.

Tratamiento de la diferencia de conversión

La diferencia de conversión ha de ser tratada conforme a lo previsto en el PGC, es decir, traspasando la misma a resultados en el momento de la enajenación o disposición por otra vía de la participación. Por tanto, está derogado el apartado 2 del artículo 55 de las NOFCAC, así como la ubicación recogida en el apartado 1 de dichas diferencias.

Conversión del fondo de comercio

Al aplicar el método del tipo de cambio de cierre, el fondo de comercio de una sociedad extranjera se considera, con carácter general, un activo de la sociedad consolidada, en cuyo caso habrá de convertirse al tipo de cambio de cierre.

c) Sociedades sometidas a altas tasas de inflación

El CCo no define criterios de conversión de las sociedades extranjeras sometidas a altos niveles de inflación. El PGC tampoco desarrolla una sistemática al respecto, refiriéndose a la metodología que establezcan las NOFCAC (NRV 11ª). La DT 7ª del RD 1514/2007 establece la vigencia de las NOFCAC en esta remisión del PGC.

En consecuencia está en vigor la sistemática de ajustes por hiperinflación prevista en el artículo 57 de las NOFCAC, con las precisiones para su adaptación al Plan General de Contabilidad que se señalan a continuación.

Método monetario-no monetario

El artículo 57 de las NOFCAC contiene una referencia a la corrección de los efectos de inflación mediante la aplicación del método monetario-no monetario siempre que, atendiendo a las circunstancias que concurran, las cuentas así convertidas permitan reflejar la imagen fiel.

Esta referencia debe entenderse realizada a la posibilidad de aplicar, a los efectos de la conversión al euro de los estados financieros de una sociedad extranjera cuya moneda funcional corresponda a una economía con altas tasas de inflación, la metodología prevista en el apartado 1 de la NRV 11ª del PGC de conversión a moneda funcional de las partidas en moneda extranjera, dado que como se señaló en la letra a) anterior, el método monetario-no monetario era, en esencia, una conversión a moneda funcional de la entidad.

Concepto de hiperinflación

Las NOFCAC no definen hiperinflación. La NRV 11ª del PGC define alta tasa de inflación, a efectos de dotación de correcciones valorativas, definición que resultará aplicable (y que es coincidente con la expuesta en la consulta nº 3 publicada en el BOICAC 38/junio de 1999). Conforme a la misma, existen altas tasas de inflación cuando se den determinadas características en el entorno económico de un país, entre las que se incluyen, de forma no exhaustiva:

- La tasa acumulativa de inflación en tres años se aproxime o sobrepase el 100%.

- La población en general prefiera conservar su riqueza en activos no monetarios o en otra moneda extranjera estable.

- Las cantidades monetarias se suelan referenciar en términos de otra moneda extranjera estable, pudiendo incluso los precios establecerse en otra moneda.

- Las ventas y compras a crédito tengan lugar a precios que compensen la pérdida de poder adquisitivo esperada durante el aplazamiento, incluso cuando el periodo es corto, o

- Los tipos de interés, salarios y precios se liguen a la evolución de un índice de precios.

Si una sociedad extranjera practica ajustes por inflación, y dicho país no puede ser considerado economía con “alta inflación” conforme a esta definición, tales ajustes deberán ser eliminados en el proceso de homogeneización.

Sociedades puestas en equivalencia

Serán aplicables los criterios contenidos en el artículo 59 de las NOFCAC, relativo a los ajustes, excepto en las referencias al método monetario-no monetario, que no resulta aplicable, así como la ubicación de dichas diferencias recogida en el apartado 3.


Diseño web Hacce Soluciones TIC